Puedes ingresar a nuestra biblioteca empresarial totalmente gratis, si ya cuentas con tu usuario, ingresa tus datos y selecciona la opción "Identificarse", si aún no cuentas con un usuario selecciona la opción "Crear una cuenta".

Motivar para ganar

Motivar para ganar

Resumen Ejecutivo

Motivar para ganar

Cómo se puede motivar a los demás y a uno mismo para aumentar  la productividad

Richard Denny

Introducción

Cualquier dirigente con una comprensión profunda de qué es lo que motiva a las personas tendrá a su disposición uno de los instrumentos más eficaces para tratar con ellas. Históricamente, el Management ha sido considerado como una destreza para dirigir el músculo más que el cerebro de los individuos. La principal tarea del equipo gestor consistía en pensar, organizar, planificar y transmitir instrucciones claras a los trabajadores para que realizaran sus tareas sin desviarse un ápice de su cometido. Hoy, por el contrario, la prioridad de un equipo directivo empresarial es gestionar el activo intelectual que representan sus empleados. Las empresas no necesitan tanto del rol del gestor como del líder. Y es aquí donde la motivación juega un papel esencial.

Existe una gran diferencia entre motivar a las personas y manipularlas. La manipulación consiste en que los otros hagan algo porque alguien así lo quiere, mientras que la motivación supone realizar algo llevados por el propio deseo. Durante mucho tiempo, en la historia reciente de los negocios, la dirección de las empresas ha estado influida por un régimen de manipulación gobernado por gestores mediocres. De hecho, en numerosas organizaciones ciertos empleados son promocionados para cargos directivos simplemente porque son buenos en el desempeño de su trabajo. Es rara la empresa que invierte en formación sobre cómo tratar a las personas. Por el simple hecho de haber desempeñado su papel con eficacia, se piensa que, por arte de magia, una persona será aceptada entre sus compañeros como dirigente y automáticamente sabrá como motivarlos, comunicarse con ellos y gestionar la organización.

Se trata de un círculo vicioso que tiende a perpetuarse, pues muchos de estos nuevos dirigentes inexpertos siguen ciegamente el estilo manipulador de sus antecesores. Es cierto que la manipulación logra resultados, pero estos no son duraderos, y además lleva oculto en su seno el germen de la desconfianza. Un estilo manipulador de gestión no se aproxima al ideal en el que los gestores y el resto de empleados caminan en una misma dirección para conseguir unos objetivos comunes. A lo largo de este resumen irán desvelándose una serie de principios y técnicas para desarrollar no solo la habilidad de motivar a otras personas, sino la propia capacidad de automotivarse. Buena parte de las afirmaciones que aparecen posiblemente le parezcan de sentido común, pero como ya señaló Voltaire, “el sentido común no es nada común”.

Las leyes de la motivación

He aquí un catálogo con las 10 leyes que regulan la motivación. Podría objetarse que se trata más bien de principios que de leyes, pero es preferible utilizar el término “ley” por sus connotaciones, pues en el caso de saltárselas, a cambio se recibirá un castigo: la desmotivación.

 

LEY 1: Es necesario estar motivado para motivar a otros.

LEY 2: La motivación requiere un objetivo.

LEY 3: Una vez alcanzada la motivación, esta no dura eternamente.

LEY 4: La motivación exige reconocimiento.

LEY 5: La participación motiva.

LEY 6: Resaltar el progreso individual aumenta la motivación.

LEY 7: Los retos solo motivan si se puede ganar.

LEY 8: Todo el mundo puede ser motivado.

LEY 9: La pertenencia a un grupo motiva a los individuos.

LEY 10: Los líderes motivan a las personas con sus acciones. 

Descarga el Resumen

Despues de leer el resumen si quieres profundizar te recomendamos comprar el libro aquí

SCROLL TO TOP