Puedes ingresar a nuestra biblioteca empresarial totalmente gratis, si ya cuentas con tu usuario, ingresa tus datos y selecciona la opción "Identificarse", si aún no cuentas con un usuario selecciona la opción "Crear una cuenta".

Una nueva visión de los monopolios

Una nueva visión de los monopolios

Resumen Ejecutivo

Una nueva visión de los monopolios

Cómo imponerse en un mercado haciendo irrelevante a la competencia

Milind M. Lele

Introducción

Según el pensamiento convencional, “hacer negocios” consiste en fabricar mejores productos y a precios más bajos que otras empresas, tener una marca consolidada y ejercer una excelente gestión que mantenga el gasto general en el mínimo posible. En definitiva, ser competitivo.

Milind M. Lele da la vuelta a todos estos supuestos y postula el monopolio como la base del éxito en los negocios. Contrariamente a la opinión predominante de que los monopolios son algo antinatural, ilegal y poco frecuente, el autor sostiene que son naturales, en la mayoría de los casos están dentro  de la ley y son bastante más comunes de lo que suele creerse.

De hecho, los monopolios nos rodean por doquier: los cartuchos de tinta para impresoras Hewlett-Packard, los accesorios de Harley-Davidson o el omnipresente Windows están ahí para corroborarlo. Aunque aparentan no serlo, en el sentido tradicional de una gran compañía estatal que presta servicios básicos, estos negocios son un verdadero monopolio dado que sus clientes tienen ante ellos una sola opción: o bien pagar el precio exigido, o bien quedarse sin el producto.

Lele se muestra convencido de que, para alcanzar un éxito y unos beneficios prolongados, cualquier empresa debe ejercer un monopolio de algún tipo. En efecto, la prosperidad de la mayoría de las grandes compañías se debe antes a su monopolio sobre tal producto o servicio que a razones superficiales como ser “una marca reconocida”, tener “un logrado diseño de sus productos”, “unos costes bajos”, etc. Los ordenadores Dell, por ejemplo, son de muy buena calidad, lo mismo que los ordenadores de muchas otras marcas, pero el secreto del éxito de la marca no está en el producto, sino en el monopolio que Dell ejerció durante una década al ser el único fabricante de ordenadores a medida y con venta directa al cliente.

Vistas bajo el prisma del monopolio, las perspectivas y estrategias para las empresas se amplían: en vez de concentrarse en el desarrollo de productos, finanzas, marketing o ventas -como vías en sí mismas de generar beneficios-, los líderes empresariales lo hacen en la medida en que a través de ellas se consolida un monopolio, es decir, la única garantía de unos beneficios estables.

Las tendencias recesivas en los mercados actuales

Las ventas estancadas de ordenadores, las ventas de la industria discográfica reducidas en un 20% o la bancarrota de múltiples aerolíneas no pueden atribuirse exclusivamente a las burbujas bursátiles, al terrorismo o a la piratería de contenidos audiovisuales, sino también a un fenómeno de los mercados que podemos llamar la “nueva competencia”. En el marco de esta “nueva competencia”, las fuentes tradicionales del monopolio (tales como los recursos naturales, las regulaciones gubernamentales o las tecnologías patentadas) están a punto de agotarse: la mayoría de los recursos naturales están ya monopolizados, los gobiernos llevan una política económica cada vez más liberal y las tecnologías patentadas se copian o se reemplazan con una rapidez inusitada. Paradójicamente, conocer las reglas del monopolio se hace más necesario que nunca: sólo descubriendo las posibilidades de su propio monopolio y aprendiendo a explotarlo, fomentarlo y protegerlo, una empresa puede asegurarse su supervivencia y prosperidad para el futuro.

La “nueva competencia” no sólo destruye los monopolios tradicionales, sino que crea oportunidades para otros nuevos. Para poder aprovecharlas, las empresas no necesitarán disponer de unos productos o tecnologías únicas, u otras ventajas convencionales, sino desarrollar una capacidad de visión e imaginación que les permita anticiparse a los monopolios emergentes y ocupar y mantener las mejores posiciones competitivas. Hoy en día, cuando el mercado tradicional de masas ya pertenece al pasado, el conocimiento de las “reglas del monopolio” se está volviendo progresivamente imprescindible para conquistar segmentos de mercado.

La naturaleza de los monopolios

Podemos definir un monopolio como “la propiedad de un espacio [en el mercado] por un periodo útil de tiempo”. Así sucede cuando una empresa mantiene el control exclusivo sobre un grupo de consumidores, una característica peculiar de un producto o es dueña de cualquier otro atributo exclusivo durante el tiempo suficiente como para obtener beneficios.

Descarga el Resumen

Despues de leer el resumen si quieres profundizar te recomendamos comprar el libro aquí

SCROLL TO TOP